Dunlop Trailmax Raid

¿El compromiso perfecto?

Os contamos las primeras impresiones con las nuevas gomas de Dunlop diseñadas para que las Maxi Trail se sientan como pez en el agua, tanto en carretera como en el campo

Aprovechando nuestro inminente viaje “Tarifa – Dakar” decidimos montar un juego de Dunlop Trailmax Raid Según Dunlop, los neumáticos de Aventura. Y qué mejor Aventura que bajar hasta Dakar y continuar después hasta el País Basari.

Lo cierto, es que sabíamos de antemano que la mayor parte del recorrido iba a ser por asfalto y teníamos nuestras dudas de que fuese el tipo de neumático adecuado para este viaje, pero… ¡nos equivocamos de cabo a rabo! No pudimos haber elegido uno mejor. Pese a las infinitas rectas y los más de 9.000Km de asfalto, los Dunlop Raid se han comportado de manera extraordinaria.

La primera sorpresa nos la llevamos cuando empezamos a rodar por asfalto y llegaron las primeras curvas. Las sensaciones que te transmiten son como si llevases gomas de carretera. Es más, me atrevería a decir que en carretera van mejor que algunos neumáticos diseñados expresamente para el asfalto. La agilidad es sorprendente y el límite de inclinación está muy, muy lejos de una conducción normal e incluso rápida. Solo tienen un pero, que cuando llevan unos km encima, el tren delantero empieza a sonar. También es cierto que no conozco ningún neumático delantero que no le pase lo mismo en una GSA.

Una vez dejado atrás el Valle Encantado, se acabaron las curvas. Las rectas kilométricas se convierten en lo habitual hasta llegar a Nouakchott, la capital de Mauritania. Nuestro miedo era cuadrar la goma trasera con tanta recta, pero parecía mentira que después de casi 5.000 km, el perfil se había alterado solo un poco, conservando la agilidad en los cambios de dirección y la sensacional transición de uno a otro flanco del neumático.

¡Llegamos a las pistas!

El primer susto nos lo llevamos entrando al hotel de Dakhla. Era el final de la jornada y se nos olvidó bajar las presiones de las ruedas. ¡Craso error! con mucha arena suelta y presiones muy altas, adecuadas para asfalto, los Trailmax Raid no tenían nada de grip y nos llevamos más de un susto. Al día siguiente bajamos presiones, 1.8 y 2.0 bares del/tras y de repente teníamos otra moto entre las piernas. ¡Qué maravilla! Con las presiones adecuadas pasas a tener un grip excepcional, permitiéndote jugar con la moto y disfrutar de lo que antes era una pesadilla, la arena. Modo Enduro Pro, gas y a disfrutar.

Conclusión

Tras 10.000 km de viaje, los Dunlop Trailmax Raid todavía están dispuestos a dar guerra. El delantero parece que no se ha enterado del tute que le hemos dado, mientras que el trasero está ya en las últimas, cierto. Pero queremos exprimirlo hasta ver dónde llega, y por ello, lo llevaremos a nuestra próxima aventura, el Morocco Adventure. Una vez estemos de vuelta haremos una comparativa de desgaste con un juego nuevo de Trailmax Raid para que vosotros podáis sacar vuestras propias conclusiones. Te lo contamos en un próximo artículo en este mismo blog.

Compartir este artículo

Posts recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *